Un año siendo perita

Un año a vueltas con “El Rio Kwai”

Email this to someonePin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

http://youtu.be/JWXWszYK0HE

Un año¡, ha pasado un año. Desde que un día decidimos que “nos la íbamos a jugar” que era La Pera o nada¡. Porque lo cierto es que en España o lo haces así o como tu empuje sea menor…”es nada de nada seguro”. En España es muy difícil emprender algo, da igual lo que sea y sólo está bien visto cuando ya dejas de ser un emprendedor, paradojas de la vida.

Nos hemos enterado, porque una tal Sra. LinkedIn nos lo ha recordado, y Mr. Twitter nos ha dicho que ya llevamos un año con ellos. Bueno aparte de esos mensajeros,  nuestras familias nos han felicitado con ese gesto que nos recuerda a la escena del film “Doce del Patíbulo” en la que Lee Marvin se dirige a esa “tropa patibularia” sabiendo que la mayoría de ellos no van a volver del asalto a la fortaleza nazi, al menos, no van a volver siendo los mismos. No olvidamos ni un día que una empresa es, según el DRAE: “El intento o designio de hacer algo”, y nosotros añadiríamos, “…y que ese algo ocurra”

Y efectivamente ninguno somos iguales que cuando comenzamos hace un año. A veces, las más,  ha sido “PERITA” y otras “desesPERAnte”. La conclusión a la que hemos llegado en este año es que: “ESTAMOS HARTOS DE LAS PALABRAS”. Estamos hartos de la palabra, “emprendedor”, de la palabra “empresario”, del “empoderamiento”, de la palabra “riesgo”. Sinceramente lo que estamos es hartos de que nos “abofeteen” con todas estas palabras y muchas más personas que no saben lo que significan y los mismo las utilizan para atizarte que para quemarte en la hoguera.

Para evitar todo lo anterior, En La Pera hemos decidido vivir por valores. En nuestra misión como empresa sobresale un concepto; “la felicidad” la nuestra, la de los que trabajamos y la de nuestros clientes. Los valores con los que nos movemos, que sostienen las raíces de este peral son los que hacen que estemos aquí tratando de abrir nuevos caminos, buscando nuevos lenguajes que se parezcan a nosotros y que la mayoría de las veces acaban en un callejón sin salida, pero recorrerlo nos ayuda a aprender, ser inconformistas y a seguir buscando y trabajando para que los clientes no nos encuentren cantando “la chica de ayer”

Lo que estamos seguros es que si el año que viene, nos felicita la Sra LinkedIn o Mr Twitter por segundo año, esperamos nos pille cruzando “El Puente sobre el Rio Kwai” silbando y sin mirar atrás, pero sabiendo que sólo siendo perita se puede llegar al otro lado. 

Hasta pronto

PD. La selección para celebrar este primer año de dos películas de cine bélico no es ninguna coincidencia¡

 

 

 

 

Email this to someonePin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *